Nos ha llegado un rumor de que han visto a nuestra lagartija por el parque del ambulatorio y allí que nos fuimos cargados de lupas, gafas de colores, prismáticos y cámaras de fotografiar para no perder ninguna pista. El camino es largo y a cada paso debemos detenernos porque encontramos señales extrañas como en una finca donde vimos una ¿ducha misteriosa? o un patio dentro de un conjunto de casas con un jardín enorme y lleno de ruedas y objetos que invitaban a jugar… pero había una cerca y no pudimos entrar. También hemos encontrado papeleras con sombreros que parecían indicarnos el camino, las hemos bautizado como las papelerasmonstruos.

Llegamos al parque pero no encontrábamos la entrada hasta que nos aventuramos por un camino lleno de basura y muchos excrementos de perro (cacas para ser más exactos). Ha sido toda una aventura llegar al parque y nos ha hecho pensar que ese camino podría ser muy chulo si no estuviera tan sucio.

Hemos buscado y rebuscado, preguntado a todo el mundo pero Marcela no ha aparecido.

(Hoy no tenemos fotos digitales, solo analógicas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.