El teléfono loco es uno de los juegos que más nos gusta. Es divertido y nos une. Jugamos todo el tiempo!!!!

Hoy hemos ido al Teatre de Patraix y María José nos ha recibido con paciencia. Es un teatro joven en el barrio, llevan 4 meses aunque llevan muchos años en este sector. No había nadie ensayando pero hemos podido ver todo el espacio y hablar de las profesiones que allí pueden trabajar.

Todo se convierte en juego y el sonido de nuestras pisadas (y patines) sobre el suelo de madera se convierte en una performance interesante ¿Qué es lo convencional y por qué no podemos ir a los sitios en patines?

El teatro estaba lleno de agujeros ¿estará Marcela allí? Nos fijamos en letras escondidas y en señales pequeñas que el adulto no ve. También hemos jugado a los animales y reflexionado sobre los colores, la luz y sonido de una escena sin actores. Hemos visto el vestuario y una sala de ensayo insonorizada donde podíamos gritar de una forma sorda. Muy curioso.

Hoy Marta y Sara acababan y en junio ya no vuelven. Se han quedado con ganas de ir a su colegio para ver un mural que están pintando… nos falta tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.