Hemos tenido la suerte de contar con una visita hecha por la asociación de vecinos quienes nos han contado que Patraix es muy antigua. Nos ha sorprendido saber que por debajo de nuestros pies corre agua y que antes iba por fuera a través de una acequia pero la cerraron porque habían muchos accidentes. También nos ha contado que todo era de un Barón y una Baronesa ¡Cómo en los cuentos! Es que Patraix tiene mucho cuento.

Junto a la iglesia estaba el palacio y todo lo demás eran tierras. También hemos visitado una fábrica de muebles que está junto a la alquería de Mara. En la misma calle hay unas canchas de baloncesto construidas encima de un refugio de la guerra civil. Enfrente hay una casa con una bugambilia preciosa. Nos han contado que una bomba explotó en esa casa y murió una niña (hemos querido pensar que esa bugambilia ha crecido para recordárnoslo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.