No podíamos olvidarnos de la Colla dels Dimonis en nuestra exploración de Campanar. Hemos ido a hablar con ellas y ha sido chulísimo. Se han quedado con la boca abierta viendo los vídeos de los correfocs y contemplando en la trastienda sus dragones. Y. es el más sorprendido de todas, lleva muy poquito tiempo viviendo en Valencia y, a pesar de la dificultad para comunicarse, sus gestos le delatan. En su China natal los dragones son habituales en sus celebraciones.

Después nos atrincheramos en una calle peatonal y pasamos un buen rato tomando notas de todo lo que nos contaron. El diario de exploración está prácticamente acabado. Qué gran trabajo han hecho…

Creednos, los barrios están llenos de magia. Podéis encontrarla, por ejemplo, si os paráis y escucháis. Sí, sí, de verdad, probadlo. Hoy hemos llegado a la Colla dels Dimonis atraídos por el sonido de un tambor, al estilo del flautista de Hammelin. Y al salir de allí, los sonidos lejanos de unas castañuelas nos han llevado hasta la plaza donde un grupo de danzas tradicionales ensayaba. ¡Qué sorpresa!… Hemos disfrutado de la escena y hemos preguntado quiénes eran… El grupo de danzas Farfalar, y sí, también son de Campanar. Lo tenemos claro, éste es un barrio comprometido con nuestras raíces culturales y todavía queda mucho por explorar. Qué pena que se nos acabe el tiempo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.